Make your own free website on Tripod.com

 

LA IMPORTANCIA DE QUE LOS PADRES INCENTIVEMOS A NUESTROS HIJOS HACIA EL DEPORTE

 

¿Cuál es la mejor manera de cerrarles los ojos a los chicos hacia los "malos" hábitos que amenazan constantemente a nuestra sociedad en la actualidad y hacerles mirar en la dirección opuesta, hacia los sanos hábitos? Respuesta: a través del deporte, indudablemente.

Y ¿Cuál es el lugar adónde hay menor incidencia de actitudes insanas o perjudiciales para la salud y la mente? El ambiente deportivo.

Naturalmente en el ambiente familiar en el hogar, en el comportamiento, las actitudes y en el ejemplo que brindamos los padres está la base de todo, pero siempre hay que tener en cuenta también que el campo de visión de un chico no se limita solamente a lo que pueda ver dentro de su casa. Su horizonte se extiende mucho más allá de lo que imaginamos, empezando por la propia televisión que trae imágenes que no siempre (casi nunca) son acordes a la idea de educación y cultura que anhelamos transmitir a nuestros hijos.

Regla N° 1: Estar siempre al tanto de dónde, con quién y qué es lo que hacen cuando no están en casa.

  1. Dónde : El lugar menos indicado es la calle. Un consejo: un lugar más confiable puede ser un gimnasio, un campo de deportes, un club, etc.
  2. Con quién: La compañía menos confiable es la de los chicos que están siempre en la calle y que apenas conocemos. ¿No inspira más tranquilidad saber que nuestro hijo está bajo la tutela de un entrenador deportivo junto a otros chicos deportistas?
  3. Qué es lo que hacen: se supone que en el gimnasio, en el club, en el campo deportivo, en la pileta de natación o en la escuelita de deportes están desarrollando su físico, su salud y actitudes sanas. En cambio en la calle...¿qué?

Regla N° 2: El diálogo. Crear un ambiente en que tu hijo no titubee nunca en preguntarte a vos antes que a cualquier otra persona acerca de sus dudas.

Regla N° 3: El incentivo, ¿Qué puede ser mejor incentivo que brindarles a los chicos el buen ejemplo? ¿Qué tal, en una cancha de tenis o en una pista de atletismo, o más simple aún y tal vez hasta más práctico y efectivo, en un gimnasio? ¿Qué mejor incentivo que tu hijo te vea a vos, su ídolo, entrenando, desarrollando músculos y fuerza en el entorno del gimnasio, adonde todos luchan por su salud, su fuerza y su físico y que ve a otros que ya lo tienen? Estas primeras impresiones son atrapantes para un chico y quedan para siempre.

Hasta me arriesgaría a decir (o predecir) que nuestros hijos, que crecen en el ambiente deportivo, tienen mucho más probabilidades de llegar a ser grandes campeones e ídolos del deporte que nosotros, que ya empezamos de grandes.

Hagámoslo obviamente por nosotros mismos, pero si eso no fuera suficiente argumento, hagámoslo por la educación, la salud y la felicidad de nuestros hijos. Vale la pena para ambos.

Para terminar, resumiendo el pensamiento más importante que hay detrás de esta nota: alejemos a nuestros hijos de las drogas de la manera más inteligente, acercándolos (nos) al deporte...

 

André Luiz Lajtaváry
Director Técnico de Hipólito Paddle & Gym

Vuelta al Índice de artículos