Make your own free website on Tripod.com

 

SEXO Y ENTRENAMIENTO FÍSICO

 

¿Fundamentalmente de qué factores depende nuestro rendimiento en la cama? ¿Cuál puede ser la tan codiciada fórmula que nos concede la virtud de ser un "buen amante" ? El secreto estará en la mente, en el cuerpo... dependerá de factores internos o externos... psicológicos o físicos...

¿De qué manera lo podemos manejar? Estas son algunas de las dudas y las preguntas más comunes de la actualidad. Más viviendo en una época en que no faltan las presiones económicas y sociales que directa o indirectamente afectan de manera negativa al equilibrio de todas nuestras funciones orgánicas y psíquicas.

...Y obviamente, a medida que van pasando los años ( e invariablemente vamos avanzando en edad) la preocupación por nuestras funciones vitales aumenta. En muchos casos, uno de los principales detonantes de esa preocupación es la falta de deseo y la indiferencia hacia el sexo opuesto, las dificultades par lograr o mantener una erección y la tan temida expresión que se nos viene inmediatamente a la mente: ¡la impotencia sexual! Es una de las medidas más despiadadas e implacables que adopta nuestro organismo para avisarnos ( a tiempo) de que algo anda mal. Pero... (tres preguntas más) ¿Qué es lo que anda mal? ¿Cómo se arregla? Y... una última (por ahora): ¿a quién puedo recurrir sin sentirme avergonzado?

En muchos casos y me arriesgo a afirmar que en la gran mayoría de los casos la respuesta a todas esas inquietudes está a nuestro alcance mucho más de lo que imaginamos.

Tal vez esta nota sirva como incentivo para que reflexionemos y recurramos tan solo a nosotros mismos para resolver todas esas dudas. Antes que nada, volvamos a la primera pregunta: ¿De qué depende nuestro rendimiento sexual?

 

Respuesta: básicamente de dos factores:

  1. la atracción física que sentimos hacia nuestra pareja.
  2. nuestro estado físico. Sí señor, de nuestro estado físico.

Observaciones: de nada sirve gozar de una salud y un estado físico a toda prueba si no sentimos la más mínima atracción física hacia la persona con la cual nos propusimos mantener una relación como tampoco ayuda la atracción física, por más fuerte que sea, si tenemos las "cañerías" tapadas, la circulación sanguínea afectada, el sistema nervioso estresado y nuestro corazón y pulmones sin condiciones de realizar la más mínima prueba de esfuerzo físico sin agotarse enseguida. Es más, para disfrutar a pleno de una "noche (o una tarde o un día) de placer" con nuestra pareja nuestro tiempo de recuperación también juega un papel fundamental.

Muy bien, ahora... de qué depende todo eso? Respuesta clara: de un buen programa de entrenamiento físico, combinando las pesas con el entrenamiento aeróbico, acompañado por una alimentación sana y equilibrada y el reposo correspondiente a nuestras necesidades. Muy importante: el sobreentrenamiento es uno de los mayores enemigos de la potencia sexual. Un buen entrenamiento físico llevado a cabo con constancia y empeño y vuelvo a resaltar, siempre en combinación con la alimentación y el reposo correspondientes, nos proporcionará:

En cuanto a la alimentación : Muscle & Fitness en cada una de sus ediciones, contando con la más amplia gama de especialistas competentes ofrece siempre en sus páginas información valiosísima en este sentido, enfatizando la utilización de alimentos como el ajo, el aceite de oliva, los cacahuetes (maníes en la Argentina) y una lista cada vez más completa y variada de alimentos que favorecen la circulación, la producción de hormonas y un freno (y hasta marcha atrás) al envejecimiento.

En cuanto al reposo: Tengamos en cuenta que el reposo es la base fundamental para nuestra recuperación física y mental antes de una nueva investida. Si solo nos exigimos en el gimnasio, en la cama o donde sea, sin descansar, tarde o temprano nuestra energía se agotará.

 

Muy bien... hasta acá llevamos solamente media batalla vencida. Como ya dijimos antes, si no existe atracción física todo ese entrenamiento, alimentación y reposo servirán para muchas otras peripecias pero no para mejorar nuestra virilidad.

P.D: esta nota está escrita basándose en opiniones y experiencias propias no necesariamente compartidas en su totalidad por profesionales especializados.

 

André Luiz Lajtaváry
Director Técnico de Hipólito Paddle & Gym

Vuelta al Índice de artículos