Make your own free website on Tripod.com

 

ENVEJECER O NO ENVEJECER: ESA ES LA CUESTIÓN

 

Invariablemente una persona que tiene 41 años de edad (como yo) en el día de su próximo cumpleaños (dentro de un par de días) cumplirá 42. Por más fuerza que se haga, es imposible que esta persona (como por ejemplo yo) cumpla 40 otra vez. Ese es un hecho que no se puede modificar. Después del 41 siempre vendrá el 42 y después del 42 el 43 y así sucesivamente, de manera totalmente irreversible. Contra eso no se puede hacer nada.

Lo que si se puede hacer y de manera bastante eficiente es prevenir, combatir, retrasar y hasta revertir el conjunto de efectos indeseados de ese proceso, que se define con una única y contundente palabra : "envejecimiento". Veamos entonces cuáles son esos efectos tan indeseados:

Trastornos circulatorios:

Motivos:
-debilitación del músculo cardíaco
-hipertensión arterial
-colesterol

Consecuencias: circulación sanguínea deficiente, por lo tanto el transporte de oxígeno y nutrientes disminuye, las células y órganos son provistos de modo insuficiente lo que lleva a una disminución de sus funciones y se produce el deterioro (envejecimiento)

Decadencia del SNC (sistema nerciioso central)

Motivos:
-trastornos circulatorios
-estrés

Consecuencias:
-falta de coordinación y reflejos
-temblores
-memoria deficiente
-órganos de los sentidos disminuidos en sus funciones
-percepción dificultosa
-lentitud motriz y mental
-enfermedades del SNC

Disminución de la masa muscular y de la densidad ósea (osteoporosis) y aumento de la grasa corporal.

Descenso , hasta ausencia total de la potencia sexual.

 

Pues bien, volvamos a unificar todos estos "efectos indeseados" del pasar de los años, en este término único denominado: "envejecimiento" y veamos cuáles son los factores que aceleran este proceso y anticipan sus síntomas:

Conociendo estos factores es fácil imaginar cuáles son las actitudes a ser tomadas para prevenir, retrasar, combatir y hasta revertir el proceso del envejecimiento.

Para combatir el sedentarismo y el estrés la solución es la misma: la actividad física metódica, regular y constante orientada y controlada por un profesional competente.

El problema de la mala alimentación puede ser fácilmente solucionado haciéndole caso a la amplia y detallada información brindada por "Muscle & Fitness" en cada una de sus ediciones con respecto al valor nutritivo de cada alimento y de los hábitos que hay que seguir.

En cuanto a los hábitos insanos como la cafeína, el alcohol, el tabaco, cada persona debe ser consciente de sus límites normales y controlarse dentro de esos límites. No es difícil darse cuenta del exceso.

Y por último, pero no menos importante, el reposo. Es un factor muy importante a ser observado si tenemos en cuenta que las células se recuperan, se desarrollan y se fortalecen cuando estamos descansando y no cuando las exigimos. Si no existe un reposo suficiente para la total recuperación del organismo el desgaste siempre será mayor que la regeneración y el agotamiento será inevitable.

Conclusión:

La actividad física según nuestras necesidades, nuestra capacidad y nuestras limitaciones, una alimentación sana y equilibrada y el reposo correspondiente a nuestras necesidades no serán la fórmula de la juventud eterna pero servirán para prevenir, contrarrestar, combatir y retrasar al máximo y hasta cierto punto revertir los efectos indeseados del envejecimiento.

¿A quién le gusta ser viejo? Seguramente a un lector de "Muscle & Fitness" no. Ni a mí , ni a muchos otros tampoco. Yo recién ahora a los casi 42 años estoy empezando a pisar el freno.

Si mis palabras todavía no convencen, pregúntenle a ídolos como por ejemplo Luis López van Dam que ya pisaron a fondo el freno y es más, dieron marcha atrás en el tiempo. Es la prueba máxima de que eso es totalmente posible.

 

André Luiz Lajtaváry
Director Técnico de Hipólito Paddle & Gym

Vuelta al Índice de artículos