Make your own free website on Tripod.com

 

CÓMO ELEGIR GIMNASIO

 

El verano se acerca a pasos ligeros y aumenta también la desesperación por arreglar ese cuerpo descuidado y olvidado, escondido debajo de tanta ropa durante los meses fríos. En otras palabras, para aquellas personas que se hundieron en la vida sedentaria durante todo el invierno, llegó el momento de empezar a pensar en el aspecto físico que van a lucir en la playa, en la pileta y afines... O sea, llegó el momento de ¡¡volver al gimnasio!!, y... cuanto antes, mejor...

Así como esas personas buscan apresuradamente cada una a su criterio el gimnasio adecuado a sus exigencias, los gimnasios también esperan ansiosos el aluvión de clientes que trae la temporada. Todo esto es totalmente normal en esta época del año, sin embargo a la hora de elegir gimnasio hay que tener en cuenta algunos aspectos importantes para evitar malas experiencias o conceptos equivocados con respecto a esa actividad:

  1. La orientación y el control: siempre debe haber a mano un instructor dispuesto a orientar y corregir la técnica y la postura en la ejecución de los ejercicios, así como contestar las preguntas, dudas e inquietudes.
  2. Ventilación y limpieza: El recinto debe tener buena ventilación y debe ser limpio, así como también las duchas, los baños y los vestuarios.
  3. El ambiente: Así como hay gimnasios para aquellas personas que les gusta estar en cuero, levantando toneladas y gritando delante del espejo y aguantando las ofensas del instructor, hay también gimnasios para que toda la familia se sienta cómoda. Es imprescindible buscar aquel que mejor se adapte a nuestras expectativas.
  4. Concoimientos generales: en casos de pré o post parto, rehabilitación, necesidad de ejercicios correctivos, tercera edad, hernia de disco, o cualquier factor específico o limite, es fundamental que el instructor tenga conocimientos y experiencia que vaya más allá del funcionamiento d los aparatos y de qué músculo trabaja cada uno. La mejor garantía es la recomendación de alguien que conozca el gimnasio.
  5. ¡Ojo con los suplementos!: En los números........y ........ de Imagen Deportiva publiqué una nota esclareciendo en detalle el comercio, la utilización y los efectos de estos productos. Brindo a todos los interesados, sin cargo, una copia de dicha nota. Basta con acercarse al Gimnasio 9 de Julio y preguntar por André.
  6. La calidad del equipamiento: no hace falta, para nada, que el gimnasio esté equipado con máquinas modernas de última generación. Alcanza con que esté completo, o sea, que para cada parte del cuerpo o grupo muscular exista uno o más aparatos en buenas condiciones de funcionamiento, cinta, bicicletas fijas, stepper, etc... y espacio libre para saltar la soga, hacer ejercicios de elongación, calentamiento, relajación o simplemente descansar entre serie y serie.
  7. Horarios: cuanto más amplios y flexibles los horarios más fácilmente programaremos nuestra frecuencia semanal y más fácilmente mantendremos una constancia regular.
  8. Factor humano: siempre conviene averiguar con anticipación la clase de clientes que frecuentan el lugar. Cuanto más nos identificamos, mejor nos adaptaremos.

RESUMIENDO: El factor profesional es tan importante como el factor humano. Es tan importante confiar en la eficacia y la seriedad de las instrucciones recibidas como sentirse a gusto en el lugar. Disgustos, problemas, estrés y tensión nerviosa sufrimos en el trabajo, en la calle, mirando TV o leyendo el diario. El gimnasio debe ser el refugio, el descanso y la válvula de escape a todos esos factores así como uno de los pocos medios disponibles para mejorar nuestra calidad de vida.

Entre los innumerables gimnasios que se encuentran a nuestra disposición busquemos aquél que mejor se adapte a nuestras expectativas y ...¡manos a la obra!

 

André Luiz Lajtaváry
Director Técnico de Hipólito Paddle & Gym

Vuelta al Índice de artículos